viernes, 11 de noviembre de 2011

Los docentes como programadores de la enseñanza

Este tema es desarrollado en tres fases. preactiva, activa y postactiva. La fase activa es aquella en la cual el docente se encuentra junto a sus alumnos con la finalidad de que estos aprendan el contenido seleccionado para la clase. es el momento en el cual se hace un conjunto de anticipaciones y planes del docente. La fase preactiva supone la realización de una cantidad de tareas que le garantizarán que ocurran algunas situaciones en el momento d la clase. La fase postactiva hace referencia al momento posterior a la clase, en el cual se evalúan y analizan las actuaciones del docente y la de los alumnos. 
La fase preactiva supone entre otras las siguientes actividades:


  • Selección de contenidos, organización y secuenciación.
  • Transposición didáctica.
  • Establecer metas, objetivos a corto, mediano y largo plazo.
  • Organización del entorno del aprendizaje.
  • Planificación de secuencias de actividades, planteo de consignas de trabajo para la clase y actividades para el hogar.
  • Planificación de la evaluación.
  • previsión de situaciones dificultosas.
  • previsión de actividades alternativas frente a imprevistos.

Este conjunto de tareas ubica al docente como un programador. Muchas veces esta tarea se realiza son un marco teórico, sin embargo, en cada  una de las elecciones y decisiones subyace un enfoque de trabajo, una manera de concebir la misma tarea de enseñar, el aprendizaje y una concepción sobre el conocimiento.


¿Qué es la programación?

La programación es una serie de operaciones que los profesores  llevan a cabo para organizar a nivel concreto la actividad didáctica y con ello poner en práctica aquellas experiencias de aprendizaje que irán a constituir el curriculum efectivamente seguido por los alumnos.
la programación debe responder a las preguntas sobre qué enseñar, cómo enseñarlo, Por qué es importante ese contenido, cómo seleccionaré y presentaré el material, qué recursos podré utilizar y con qué estrategias.
Las respuestas a estas preguntas nos sitúan en la transposición didáctica. Esta  transposición es el proceso en el cual el conocimiento erudito se transforma en un objeto a enseñar. El desarrollo de este conocimiento está imbricado en un conjunto de mediaciones. La transposición didáctica no es buena ni mala, significa que la escuela requiere de estos procesos da transformación para lograr enseñar el recorte de la cultura que constituyen el curriculum.
Estas ideas son importantes para el docente como programador, a sabiendas de los cambios que el conocimiento tiene, prever variadas fuentes de información, no basar su trabajo exclusivamente en los libros de textos, ampliar el conocimiento del contenido a enseñar informándose, conociendo aspectos que hacen al contexto y origen de producción de dicho conocimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada